Estamos acostumbrados a encender el aire acondicionado en cuanto viene el calor; pero nuestras falsas creencias pueden hacer que estemos gastando más dinero de la cuenta por no hacer un uso correcto del aire acondicionado. Hoy queremos hablar de algunos mitos relacionados con el aire acondicionado que pueden estar haciendo que pierdas dinero.

Te vamos a ofrecer 11 claves para ahorrar dinero, pero seguir estando fresquitos en casa o La Oficina.

 

¿Cuáles son los mayores mitos sobre el aire acondicionado? 

 

1.Tu hogar se enfriará más rápido bajando el termostato muchos grados

Refrigerar una habitación o tu casa siempre será cuestión de tiempo. Incluso si configuras el termostato en la configuración más baja posible, tu unidad de aire acondicionado seguirá funcionando al mismo ritmo hasta pasado un tiempo.

El uso de un termostato programable puede ayudar con las variaciones de temperatura. Es mejor programar el aire acondicionado para enfriar la casa una hora antes a una temperatura regular, que llega a casa y bajar muchos grados para que enfríe rápido. No solo ahorrarás dinero, sino que el resultado será mejor, porque aunque bajes de una forma drástica la temperatura eso no significará un enfriamiento más rápido.

Ajusta la temperatura de tu termostato de acuerdo con tus hábitos, preferencias y la temperatura exterior. Cuanto más cerca esté el ajuste de tu termostato a la temperatura exterior, más ahorrarás.

Sin embargo, siempre existe la excepción de la regla. Si tienes una unidad de ventana, probablemente tengas configuraciones bajas, medias y altas. Naturalmente, usar el ajuste más alto enfriará tu espacio más rápido, pero no olvides ajustarlo cuando llegue a la temperatura ideal.

 

2. Las unidades de aire acondicionado más grandes funcionan mejor

Una unidad de aire acondicionado cuya capacidad es demasiado grande para el espacio que se supone que debe enfriar obligará a su compresor a encenderse y apagarse en intervalos rápidos, lo que lo desgasta, acorta su vida útil y consume mucha electricidad.

Cuando eliges un aparato de aire acondicionado es demasiado grande, estás obligando al aparato a funcionar continuamente en ráfagas cortas, lo que hace que se queme más rápido. Si tu unidad está funcionando continuamente en ráfagas cortas estás generando calor y humedad que afectan al aire acondicionado.

Por el contrario, si seleccionas un tamaño de aire acondicionado demasiado pequeño desperdicias mucha energía y dinero, porque el aire acondicionado siempre está funcionando para tratar de enfriar tu hogar, aunque nunca podrá hacerlo correctamente.

Seleccionar el tamaño de aire acondicionado correcto es la mejor manera de comenzar a ahorrar dinero en tu factura de energía.

 

3. Apagar el aire acondicionado cuando no estás en casa ahorrará energía

Esto solo es válido durante períodos prolongados, por ejemplo cuando te vas de vacaciones o de fin de semana. Si apagas el aire acondicionado antes de ir a trabaja y lo vuelve a encender cuando llegas a casa, tu aire acondicionado tiene que trabajar más para enfriar tu hogar.

Es mejor subir el termostato varios grados que apagarlo.

La mejor opción es subir la temperatura establecida de 7 a 10 grados mientras estás fuera por el día. Esto te permitirá:

  • Proteger tu hogar del moho y los insectos (apagar el aire acondicionado provoca humedad, y en el verano el moho y los insectos suelen ir a la humedad)
  • Te ahorra dinero ( al ajustar tu termostato diariamente durante ocho horas al día puede ahorrarte hasta un 10 por ciento en el uso anual de energía de calefacción y refrigeración ).
  • Te mantiene cómodo (mantener una temperatura más fresca todo el día controlará la humedad interior)

4. El aire acondicionado puede ser el causante de los famosos resfriados de verano

Los virus, no la temperatura, es lo que causa un resfriado. Debes estar expuesto a gérmenes, bacterias y virus para enfermar, o incluso puede deberse a alergia o asma.

Las enfermedades transmitidas por el aire pueden ser el resultado de un aire acondicionado sucio. Por eso te recomendamos hacer un mantenimiento anual del aire acondicionado como haces de la caldera. Ponte en contacto con nosotros y revisaremos tu sistema de aire acondicionando, haciendo una limpieza en profundidad si hiciera falta o reparando posibles fugas.

 

5. No es necesario reemplazar los filtros de aire durante un año

Los filtros de aire acumulan polvo, moho y otras partículas de suciedad. Esto provoca un flujo de aire deficiente, lo que obliga a tu aparato de aire acondicionado a trabajar más. Esto da como resultado un uso de electricidad más elevado y por tanto una factura más cuantiosa.

Un filtro limpio elimina eficazmente las partículas en el aire, desde polvo hasta partículas microscópicas invisibles. Sin embargo, un filtro sucio puede empeorar la calidad del aire interior al actuar como un depósito de suciedad, polvo y otros contaminantes en el aire que circulan continuamente hacia el aire que estás respirando.

Cambia tus filtros de aire de acuerdo con las recomendaciones del fabricante de tu aparato de aire acondicionado. Elige filtros de calidad clasificados para atrapar partículas en el aire hasta un tamaño de 3 micrones.

 

6. Es mejor dejar que el aparato de aire acondicionado se rompa del todo antes de reemplazarl0 

Si bien comprar una nueva unidad de aire acondicionado puede costar una inversión de dinero al principio, su mayor eficiencia te permitirá ahorrar más dinero que si te aferras a tu antiguo aparato de aire acondicionado.

Los sistemas de calefacción y aire acondicionado que se fabrican en la actualidad son muy eficientes y consumen menos energía que los sistemas construidos hace tan solo 10-15 años. Probablemente recuperes la inversión del nuevo aparato con menos gasto en las facturas.

Ten en cuenta la antigüedad, la tecnología, lo que puede costar una posible reparación y el rendimiento general del sistema. Sopesar todas las opciones con información completa te ayudará a tomar una decisión sobre cuándo invertir en un nuevo sistema de aire acondicionado.

 

7. La ubicación del termostato no afecta la calidad ni la temperatura del aire 

La ubicación del termostato es crucial para el rendimiento y la eficiencia de un sistema de aire acondicionado. Un termostato siempre debe colocarse lejos de fuentes de calor o de frío, y en una ubicación central donde pueda obtener una lectura promedio de los niveles de temperatura real en tu casa o espacio.

Un termostato mal colocado puede desperdiciar energía y por tanto dinero. Un termostato bien ubicado leerá la temperatura con precisión y gastarás la energía precisa.

 

8. Los ventiladores mantienen una habitación más fresca

Los ventiladores mueven el aire en una habitación pero no afectan a la temperatura del aire. Eso sí, sin embargo, crean un efecto de enfriamiento por viento, por lo que puede parecer que estás más fresco, por lo que es una excelente solución cuando deseas “enfriar” una habitación sin necesidad de bajar la temperatura del termostato.

Los ventiladores están diseñados para enfriar a las personas, no a las habitaciones.

 

9. Cerrar las rejillas de ventilación en las habitaciones no utilizadas 

Cerrar las rejillas de ventilación en las habitaciones que no usas elimina la distribución del aire en toda lau casa. Hace que se acumule presión en los conductos, lo que hace que tu unidad de aire acondicionado trabaje más. Y como hemos comentado antes: un sistema que trabaja más gasta más energía y por consiguiente hace que la factura se eleve.

 

10. Tu aire acondicionado no gastará tanto si mantienes el ventilador de techo encendido

Un ventilador de techo no aumenta la eficacia de su aire acondicionado. Los ventiladores de techo no enfrían el aire; simplemente hacen circular el aire que ya está en la habitación. Es lo mismo que hablábamos anteriormente.

El uso de un ventilador con tu aire acondicionado podría permitirte subir ligeramente el termostato. Esto te ahorrará dinero. Es más barato usar solo el ventilador de techo en lugar del aire acondicionado. Utilizar ambos es un gasto de energía inútil.

 

11. Los chequeos de aire acondicionado en aparatos de menos de dos años son una tontería 

Si tienes un acondicionador de aire más moderno y de alta eficiencia mejor, pero eso no quiere decir que no requiera mantenimiento; y más si quieres que te dure muchos años.

El servicio de mantenimiento y la limpieza de filtros mantendrán tu unidad funcionando de manera eficiente y detectarán problemas potenciales que puedan haberse desarrollado durante el invierno. Llámanos y te daremos presupuesto sin compromiso.

 

Conclusión

El mito más común del aire acondicionado es que si tu hogar es especialmente cálido, debes bajar el termostato tanto como sea posible para enfriar tu espacio rápidamente. No es así como funciona el sistema de aire acondicionado para que sea eficiente.

Los termostatos pueden ayudarte a lograr la temperatura óptima en tu casa. Esperamos que estos consejos te hayan servido de ayuda y que cuando llegue el calor no te dejes el sueldo en la factura del aire acondicionado.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *