1571751799_caldera_de_gas

Las calderas de gas son el sistema de calefacción más común instalado en los hogares españoles. Las calderas de gas son muy fáciles de usar, y ciertamente económicas. Sin embargo, requieren un mantenimiento regular.

Usando varias tecnologías convencionales, de baja temperatura o de condensación, las calderas pueden operar con gas natural o gas propano. Esta flexibilidad en los tipos de gas otorga a las calderas de gas una clara ventaja en términos de facilidad de uso.

Las calderas de gas natural son prácticas, ahorran espacio y son fáciles de instalar (siempre que lo haga un técnico autorizado, por supuesto).

Para potenciar el rendimiento de tu caldera de gas, te recomendamos añadir un accesorio como el termostato para regular la temperatura.

Un termostato de caldera también puede permitirte adaptar el funcionamiento de la caldera a tu estilo de vida. Por ejemplo, programar la caldera para que se encienda una hora antes de que llegues a casa. Este tipo de calderas también ofrecen la ventaja de ahorrar en el consumo energético.


¿Qué caldera de gas elegir?

Lo más importante es que encuentres la caldera de gas que mejor se adapte a tus necesidades. Por eso queremos darte una serie de claves que facilitarán el acierto de tu elección. Para empezar, es necesario definir la tecnología utilizada de la caldera. Sería una caldera de condensación de gas una caldera de baja temperatura.

Si vives en una casa o chalet independiente, te recomendamos una caldera de condensación. La evacuación de humos se realizará en este caso mediante aspiración horizontal, ventosa vertical o incluso mediante chimenea.

Si por el contrario vives en un apartamento, ambas tecnologías son posibles. Si su evacuación de humos es a través de una ventosa o una tubería de chimenea de menos de 10 metros lineales, entonces te recomendamos instalar una caldera de condensación de gas. Si  la evacuación es a través de un conducto de más de 10 metros lineales, o un conducto colectivo, entonces deberás instalar una caldera de baja temperatura.

Una vez elegida la tecnología, debes elegir el modo de producción de agua caliente. Dependiendo de tus necesidades, puedes instalar una caldera de gas para calefacción sola, con micro acumulación o con tanque de acumulación.

Si tu agua caliente sanitaria es producida por un cilindro eléctrico o de gas, te recomendamos instalar una caldera de gas solo para calefacción.

Puedes elegir una caldera de gas de microalmacenamiento si tienes un único baño y sois cuatro personas como máximo.

Si tienes más de un baño y tus necesidades de agua caliente son importantes, nuestra recomendación sería una caldera de gas con tanque de almacenamiento .

Finalmente, otro punto importante que hay que elegir es la ubicación de la caldera: en la pared o en el suelo. Generalmente, es recomendable elegir una caldera de gas de pared para ahorrar espacio y porque económicamente va a ser mejor para tu bolsillo.

Ventajas de las calderas de gas

  • Instalación: Es fácil de instalar y económica.
  • Uso: ahorra espacio y es fácil de utilizar
  • Mantenimiento: con una vida útil media de 20 años, la caldera de gas sale muy rentable a largo plazo (siempre que lleve un mantenimiento adecuado)

Características de las calderas de gas por condensación

La caldera de condensación es la caldera de gas más nueva y económica actualmente en el mercado de sistemas de calefacción.Su eficiencia es casi máxima consumiendo menos gas que una caldera convencional o una caldera de baja temperatura.

¿Cuánto cuesta un contrato de mantenimiento para una caldera de gas?

Para una caldera de gas, el mantenimiento es realmente rápido y económico. Solo necesitarás un contrato de mantenimiento y comprobar el estado general de la caldera al menos una vez al año.

 

El precio del mantenimiento de la caldera depende de varias circunstancias:

    • El tipo de caldera
    • Tecnología de calentamiento de agua
    • La edad de la caldera
    • La instalación de la caldera.

Ya hemos hablado en otras ocasiones de la importancia del mantenimiento de la caldera. Una revisión una vez al año te asegura aumentar la vida media de tu caldera y aumentar su eficiencia. Funcionará mejor y gastarás menos.

¿Te ha parecido interesante el artículo? Sí necesitas instalación, mantenimiento o reparación de calderas de gas ponte en contacto con nosotros aquí.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *