caldera de condensacion precio toolydo

¿Qué es una caldera de condensación? ¿En qué se diferencia de una caldera estanca y cuál es la comparativa? ¿Cuál es su precio y cuánto conseguiré ahorrar? En este artículo te explicamos todo lo que quieres saber si estás decidiendo qué tipo de caldera necesitas para calentar tu casa o empresa.

  • Funcionamiento de la caldera de condensación

Cualquier caldera que utiliza gas natural o gasoil como combustible funciona gracias a que dicho combustible empieza a arder. Al apretar el botón de encendido, el aire en contacto con el quemador se calienta progresivamente en el intercambiador de calor primario. El aire caliente se mantiene ahí para aumentar la temperatura hasta que se alcance el nivel que has marcado en el termostato. Después, se abre el intercambiador para llevar el calor hasta los radiadores. Hasta aquí es todo igual que en las que no usan la condensación para ahorrar energía.

Lo específico de estas calderas es que también hay un área secundaria donde llega el calor, el aire coge temperatura y comienza la condensación. Así se producen gotitas o vapor de agua cuya temperatura también es alta y que se aprovechan. De hecho, el conducto de humos de una caldera que no sea de condensación expulsa el vapor a más de 200ºC. Frente a esto tenemos la salida de humos de una caldera de condensación a unos 55ºC.

Esta diferencia entre 200 y 55ºC es lo que se puede aprovechar para calentar más la casa. El aire frío que regresa a la caldera se puede calentar con el calor residual de ese agua que ya se ha calentado, por lo que el proceso es más eficiente y tiene una huella energética mejor.

  • ¿Es mejor una caldera de condensación que una estanca? Comparativa

Hay varios motivos por los que elegir una caldera de condensación, entre los cuales se encuentran el ahorro energético y económico y la lucha contra el cambio climático, y otros por los que es mejor una caldera tradicional o estanca. En Toolydo queremos ayudarte a que tengas toda la información que necesitas para decidir qué es lo mejor para ti y para tu familia.

Ventajas de la caldera de condensación

✓ La principal, como hemos indicado al explicar qué es y en qué consiste este tipo de calderas, es que son más eficientes desde el punto de vista energético. Si leíste nuestro artículo sobre la eficiencia energética de las casas y por qué esto es importante, sabrás que los materiales y la forma de diseñar una casa (o una caldera) hacen que se necesite menos energía para calentarla o enfriarla. Lo cual lleva al siguiente punto.

✓ Otra ventaja es que ahorras a largo plazo ya que este tipo de caldera necesita menos combustible para que el agua alcance una temperatura determinada. Por tanto, estás gastando menos y eso lo notarás desde el principio en la factura del gas. Como mes a mes gastas menos, llega un momento en el que merecerá la pena haber pagado un poco más por la caldera y por la instalación.

✓ La tercera ventaja es que el menor consumo de gas trae consigo menores emisiones de CO2 a la atmósfera. Por lo tanto, la llamada huella energética es menor. Hoy en día muchas personas deciden poner su granito de arena para proteger el planeta y deciden adquirir una caldera de condensación por este motivo.

✓ Por último, las calderas de condensación son menos ruidosas que las estancas. Como sabrás, el nivel de ruido es un contaminante más a tener en cuenta, por lo tanto reducirlo a un nivel mínimo aumentará el bienestar y confort de tu familia.

 

Ventajas de la caldera estanca

✓ Como hemos dicho, las calderas estancas también tienen sus ventajas. Para empezar, el precio de una caldera tradicional es menor. En parte puede ser porque está disminuyendo su demanda ante el auge de las de condensación, pero no es solo eso. Si no recogen el vapor de agua para aprovecharlo es porque no disponen del mecanismo necesario: más sencillez, menos coste.

✓ Son más seguras y limpias, ya que la cámara de combustión está completamente cerrada y da al exterior de la casa.

✓ Es posible que la caldera estanca que quieras o te interese tenga alguna ayuda económica. En este caso, los planes de renovación exigen entregar la antigua.

✓ Necesitan menos mantenimiento y la reparación tiene un coste menor, en el caso de que se produzca alguna avería.

✓ Utilizan el aire del exterior y no de la estancia, es decir, del interior de nuestras viviendas. Esto impide que exista contacto alguno con los humos de combustión o que nos robe oxígeno de nuestras habitaciones.

  • Gas natural o gasoil

Lo más habitual es que las calderas de condensación tengan el gas natural como combustible. De todas formas, también las hay a gasoil. De hecho, entre las calderas de gasoil, las más recomendables son de condensación antes que las de baja temperatura, que es el otro tipo.

En principio las de gas natural tienen un coste de funcionamiento más bajo. Es decir, son más baratas que las de gasoil o gasóleo. En este caso se da la circunstancia de que las de gasoil son más eficientes y consumen menos, pero el combustible es más caro porque hay una alta demanda. El resultado es que las que contaminan menos, las de gasoil, son las menos usadas en las casas de España, porque la factura de las de gas natural es menor.

Además, hay que decir que las de gas natural son más seguras.

  • ¿Cuál es el precio de una caldera de condensación?

El precio de una caldera de condensación depende de varios factores, entre los que se encuentra la certificación energética, si el condensador es de cerámica, los litros de capacidad del mismo, etc. El precio habitual de una caldera de condensación está en la franja de entre 1.000 y 3.000€.

Aquí deberíamos detenernos en si es de gas natural o gasoil:

  • Las calderas de gas de condensación son más baratas y su precio oscila entre los 1.000 y los 1.300€.
  • Las calderas de gasoil de condensación son más caras. ¿Por qué? En primer lugar porque hay zonas donde no llega el gas natural, y ante el desabastecimiento, los vecinos tienen que optar por el gasoil. En segundo lugar, tienen un poder calorífico mayor, por lo que se suelen elegir para calentar casas más grandes y frías, o para empresas. Y en tercer lugar, hay una gran variedad de tamaños. En definitiva, el precio oscila entre los 1.900 y los 2.500€, aunque hay algunas cuyo precio puede llegar a pasar los 4.000€.
  • ¿Tiene coste la instalación?

La instalación de las de condensación tiene un coste de unos 100€, mientras que las tradicionales o estancas no. Pero eso depende más de las ofertas comerciales de cada marca. Por ejemplo, podemos encontrarnos algunas que ofrecen instalación gratuita como gancho para convencer al cliente.

El motivo por el que hay un coste que no suele haber en las calderas estancas es que las de condensación necesitan un tubo o salida de humos de un material distinto y que es más largo. Esto dificulta la instalación, que requiere de más tiempo y por consiguiente se factura la hora de trabajo.

  • ¿En qué marcas puedo confiar?

Hay varias marcas que comercializan calderas de condensación. Vamos a hacer dos grupos distintos en función del combustible que usan, ya que hemos seguido esa línea a lo largo del artículo y creemos que será más fácil decidir cuál es la mejor caldera de condensación para tu casa o empresa.

Junkers, Vaillant y Saunier Duval

Estas son, probablemente, las más conocidas y reputadas de entre las calderas de condensación de gas natural. Como hemos dicho antes al hablar del precio, suelen ser más económicas.

Domusa, Viessmann y Baxi

De entre las de gasoil, estas marcas suelen aportar una buena relación calidad-precio, aunque como hemos mencionado anteriormente este tipo de caldera es más caro.

 

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *