Suelo radiante

La calefacción por suelo radiante eléctrico y el techo con calefacción eléctrica son dos técnicas que calientan una habitación al ser alimentados por el sistema de calefacción central (la caldera, por ejemplo). Las ventajas de estas técnicas frente a la instalación de radiadores de agua son numerosas:

  • El sistema es invisible porque se integra en el suelo o en el techo.
  • El calor se distribuye de manera más uniforme, lo que brinda más comodidad.
  • Por la misma sensación de calor, será posible bajar la temperatura y así conseguir un importante ahorro energético.

Si bien el precio de instalar uno de estos sistemas es mucho más alto que instalar radiadores, son soluciones muy ventajosas si la configuración de tu hogar lo permite. Estas soluciones te traerán comodidad y ahorro a largo plazo, pero ¿qué elegir: calefacción por suelo radiante o calefacción por techo? Vamos a contarte en qué consiste cada una para ayudarte a elegir.

¿Para qué se utiliza la calefacción por suelo radiante?

La pregunta que realmente hay que hacerse aquí es más bien por qué elegir un suelo radiante. El suelo radiante, como cualquier sistema de calefacción, se utiliza para calentar tu hogar, oficina o local. Esto se hace a partir de una serie de cables calefactores colocados debajo del suelo. Este sistema ocupa toda la superficie del suelo. Aquí hay algunas razones por las que elegir el suelo radiante puede ser una buena decisión para ti:

Ahorras dinero

El presupuesto es algo que siempre tienes que valorar a la hora de tomar cualquier decisión para tu hogar. Pero muchas veces nos fijamos solo en lo que nos cuesta algo a corto plazo. Para tomar una buena decisión tendrías que contar también con lo que te ahorras a largo plazo, la durabilidad o el mantenimiento que necesita. En este caso la gran ventaja de la calefacción por suelo radiante es que rara vez requiere algún tipo de mantenimiento una vez instalado, salvo limpiar las tuberías del suelo radiante de vez en cuando.

Este es el caso de la calefacción por suelo radiante eléctrico y el uso del agua. Para el mes a mes la calefacción con los radiadores convencionales suele ser más cara, porque para que los radiadores lleguen a calentar tu espacio necesitas que el agua esté entre 65 y 75 grados centígrados. La calefacción por suelo radiante usa menos energía, por lo que por norma general y consiguiendo la misma temperatura ideal, tus facturas de calefacción serán más altas si utilizas un sistema de calefacción con radiadores, que con el suelo radiante.

Es un sistema de calefacción flexible

La calefacción por suelo radiante se integra perfectamente con la mayoría de las superficies del suelo. Da igual que tengas moqueta, laminado o parquet, la calefacción por suelo radiante puede integrarse, haciendo que el suelo sea muy cálido y estéticamente agradable, sin importar de qué esté hecho.

Es mas eficiente

Hay dos tipos de sistemas de calefacción por suelo radiante: sistemas de agua caliente o calefacción por suelo radiante eléctrico. Ambos sistemas proporcionan calor radiante confortable desde el suelo durante toda la vida.

Un radiador más tradicional es menos eficiente ya que inicialmente calienta el aire a su alrededor, dejando frío cualquier espacio alejado del radiador, mientras que la calefacción por suelo radiante calienta el suelo de manera uniforme en toda la habitación con calor radiante; y dando como resultado una estancia con un calor más homogéneo en todos los lados.

Es mas higiénico

Cuando utilizas radiadores convencionales los suelos permanecen fríos y se pueden producir humedades a ras de suelo. Este es el caldo de cultivo perfecto para los ácaros del polvo.

Por el contrario, cuando el suelo se calienta, los ácaros del polvo y otros insectos encontrarán que la calefacción por suelo radiante hace que su entorno sea demasiado cálido y seco para que puedan vivir y reproducirse.

Es muy fácil de mantener

Nada puede salir mal con un sistema de calefacción por suelo radiante y es fácil de mantener, siempre que la instalación la realice correctamente un profesional autorizado. Este punto es muy importante porque si se hace mal o con malos materiales, como lo haría un técnico o empresa sin experiencia o formación, el resultado es el contrario.

También es importante que el profesional compruebe la instalación, porque cualquier posible fuga en el sistema se puede identificar en las primeras etapas de la instalación. Tras testear la tubería se pude demostrar que la instalación ha sido satisfactoria.

Hay dos pruebas importantes que hay que realizar para comprobar si todo está instalado correctamente y si funciona a la perfección: una prueba de resistencia del conductor y otra de la resistencia del aislamiento.

En Toolydo nuestros profesionales autorizados realizarán estas comprobaciones y se asegurarán de que todo quede perfecto para que puedas tener la garantía de que el suelo radiante funcione correctamente y puedas ahorrar. Ponte en contacto con nosotros aquí.

Tipos de suelo radiante

¿Qué es el suelo radiante eléctrico?

En el caso de la calefacción por suelo radiante eléctrico, se trata de cables eléctricos ocultos bajo el suelo que se calentarán al ser atravesados ​​por la electricidad. Por lo tanto, es por radiación térmica que la calefacción eléctrica por suelo radiante difundirá su calor en la habitación, de manera siempre uniforme. El calor que desprende el suelo calienta los cuerpos que entran en contacto con él y así aumenta la temperatura entre 2 y 4ºC en la estancia.

¿Cómo instalar suelo radiante eléctrico?

La instalación de un suelo radiante eléctrico generalmente se realiza de la siguiente manera:

  • Instalación de un aislante entre el suelo y la tierra . Esto evitará la dispersión de la energía térmica hacia la tierra. De esta manera obligaremos al calor a ir hacia arriba, ya que no tendrá otra ‘escapatoria’.
  • Instalación de los cables calefactores que se fijarán a un marco. Es necesario que los cables estén colocados según un posicionamiento muy preciso (caracol, en placas planas, en placas con clavos, etc.) para permitir un mejor calentamiento de las piezas. Este punto está estudiado científicamente para maximizar el aprovechamiento de la energía generada.
  • Instalación de una solera (un tipo de revestimiento), con un espesor de 5cm y que tendrá por objeto recubrir todos los cables calefactores.

Ventajas de la calefacción por suelo radiante eléctrico

Por lo tanto, la calefacción por suelo radiante permite distribuir la calefacción de manera uniforme en toda la habitación, además de ser particularmente agradable en invierno, cuando se camina descalzo, por ejemplo. Además, este sistema de calefacción no produce ruido, ni olor, ni acumulación de polvo.

Otra ventaja es el ahorro que genera, especialmente si tenemos una perspectiva a largo plazo. Este sistema es de muy fácil mantenimiento por lo que el consumo será prácticamente el único coste. Y como hemos visto más arriba, es necesaria menos energía para alcanzar el mismo nivel de temperatura, por lo que ahorras.

En cuanto al precio del suelo radiante, considera pagar entre 40 y 65 € impuestos incluidos por metro cuadrado. El precio de compra de ciertos materiales especiales puede agregarse a su factura.

Techo eléctrico

¿Qué es un calefactor de techo eléctrico?

Al igual que la calefacción de suelo o pared , la calefacción de techo es un sistema de calefacción invisible y, por tanto, más estético que los radiadores. Independientemente del modo de calentamiento elegido, el principio sigue siendo el mismo. El calentamiento de las habitaciones se realiza por radiación, lo que permite tener una temperatura uniforme y suave en el conjunto de una habitación.

En general, existen dos tipos de techos de calefacción eléctrica: uno que funciona con electricidad y otro con agua.

Ventajas

En comparación con la calefacción por suelo radiante, la calefacción por techo ofrece la ventaja de ser más eficiente porque el calor se distribuye mejor en las habitaciones. De hecho, no hay ningún obstáculo que pueda evitar que el calor se propague por todas partes. Si instalas calefacción por suelo radiante, el calor puede encontrar el obstáculo de los muebles, alfombras y otros elementos en su propagación. Además, en el caso de la calefacción en el techo, no es imprescindible instalar un revestimiento sólido. Esto facilita mucho la instalación con placas, especialmente para una reforma o una nueva construcción.

La desventaja del techo eléctrico respecto al suelo radiante se encuentra en el precio, ya que el primero es más caro que el segundo. En Toolydo te podemos asesorar para que decidas qué opción te conviene más a ti en función de las características de tu casa o comunidad de vecinos. Como decimos siempre, puedes ponerte en contacto con nosotros para esto o para cualquier necesidad que tengas sobre calefacción. Esperamos haberte ayudado.

1 Comment

  1. Limpieza del suelo radiante – Toolydo | Reparación y mantenimiento de calderas en Madrid
    21/02/2022

    […] temperatura estable en todos los rincones de tu casa… Como ya hemos hablado anteriormente, el suelo radiante es un sistema de calefacción  ideal para espacios de gran tamaño, como pueden ser viviendas […]

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¿Necesitas ayuda? Horario: L-V de 9-14h.
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?