Los calentadores eléctricos tienen claras ventajas sobre las calderas de gas. En este artículo vamos a escribir sobre todas y cada una de ellas:

 

La seguridad

  • Los calentadores de agua eléctricos son más seguros que las calderas que funcionan con combustible porque evitan los peligros y problemas asociados con el uso de un proceso de combustión para calentar el agua.
  • Vapores combustibles. Los calentadores de agua que funcionan con combustible presentan un riesgo potencial para la seguridad donde pueden estar presentes los vapores inflamables. Por ejemplo, garajes, sótanos y cuartos de almacenamiento donde se almacenan gasolina, pinturas y líquidos de limpieza. Los vapores inflamables suelen ser más pesados ​​que el aire y tienden a acumularse cerca del suelo.

 

Calidad del aire interior

Las calderas que funcionan con combustible instalados pueden liberar productos de combustión causado por los daños en el conducto de humos o por alguna obstrucción. Sin embargo, las diferencias de presión creadas por el funcionamiento de los extractores de aire y los sistemas HVAC o el viento en el exterior del edificio también pueden superar el efecto de chimenea en el conducto de humos y permitir que el gas de combustión retroceda desde el calentador de agua al espacio ocupado.

 

Ventaja de la calefacción eléctrica

Sencillez y conveniencia

Los calentadores de agua eléctricos son simples. En consecuencia, son la forma más sencilla y conveniente de calentar agua en edificios residenciales y comerciales.

 

Mayor eficacia (aunque más caro)

A priori, los calentadores eléctricos son más caros porque cuesta más calentar agua con un calentador eléctrico que con una caldera de gas, propano, butano y fueloil. Sin embargo, también habrá que considerar la eficiencia, donde claramente ganan los termos eléctricos. La instalación y el mantenimiento son más baratos, y la vida útil suele ser más larga.

Si solo tenemos en cuenta la factura mensual nos saldría más económico el gas. Sin embargo, si tenemos en cuenta la vida útil y la eficiencia estaría un poco más ajustado. Los calentadores de agua de resistencia eléctrica son más eficientes que las unidades de combustible.

 

Normativa

La normativa es más exigente con los sistemas de calderas de gas, al ser menos seguras. Por eso también el mantenimiento suele ser más caro en gas que en electricidad.

 

Baja pérdida en espera

Debido a que están mucho mejor aislados, los calentadores de agua de resistencia eléctrica tienen menos pérdidas en espera que las unidades de combustible. Los calentadores de agua de almacenamiento que funcionan con combustible pierden cantidades sustanciales de calor a través de sus conductos de humos y el fondo del tanque no aislado. Los calentadores de agua típicos que funcionan con combustible pierden alrededor del 3,5% del calor almacenado por hora. Los calentadores de agua eléctricos típicos pierden solo alrededor del 1% por hora. Donde el uso de agua caliente es bajo, el costo de operar un calentador de agua eléctrico puede ser menor que el costo de una unidad de gas natural.

 

Aplicaciones

Disponibilidad: el servicio eléctrico está disponible en casi todos los lugares donde se instalaría un sistema de calentamiento de agua. El gas natural no está disponible en muchas áreas, particularmente en las zonas rurales. Si bien todos los edificios tienen servicio eléctrico, el servicio de gas natural es opcional.

 

Diseño e instalación

  • Los calentadores de agua eléctricos se incorporan fácilmente en los diseños de sistemas mecánicos y de construcción. El proceso de combustión y los conductos de humos asociados con los sistemas de combustión presentan complicaciones.
  • Los calentadores de agua eléctricos se pueden ubicar en casi cualquier lugar dentro de un edificio sin necesidad de aire de combustión ni conductos de humos.
  • Los calentadores de agua que funcionan con combustible requieren un espacio libre adicional de los materiales combustibles.
  • Los conductos de humos deben dirigirse al exterior del edificio. A menos que se utilicen chimeneas eléctricas más caras, la chimenea debe estar inclinada hacia arriba para asegurar una buena expulsión. Los conductos de humos son particularmente difíciles para los calentadores de agua ubicados en pisos inferiores y espacios interiores alejados del perímetro del edificio.
  • Los calentadores de agua que funcionan con combustible requieren aire para la combustión. El aire debe poder fluir desde el exterior hacia el edificio y hacia el espacio donde está instalado el calentador de agua. Se requiere un área de ventilación sustancial.

 

Mantenimiento

Los calentadores de agua de combustible requieren más mantenimiento que las unidades eléctricas debido a su mayor complejidad y al proceso de combustión.

Los calentadores de agua eléctricos suelen tener una vida útil más larga que las unidades de combustible.

Tipo Vida
Bajo Promedio Alto
Gas 8 11 14
Eléctrico 10 14 18

Esperamos que te haya resultado interesante este artículo. En breve haremos otra revisión sobre las ventajas que tienen la calefacción con gas. Luego, tú decides 😉

Y ya sabes que puedes contar con nosotros para resolver cualquier problema relacionado con tu caldera o calentador de agua.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *